• Evolución del régimen de tributación a la renta en Chile y la reforma de 1984
Alberto Cuevas Ozimica

Resumen

El país, tal como lo hizo en el pasado, vuelve a preguntarse si el sistema de tributación a la renta actualmente vigente resulta consistente con su actual estado de desarrollo, y si mediante él, se cumplen las finalidades que la sociedad impone al Estado. En el presente artículo veremos que muchas veces en la historia de Chile se ha enfrentado la necesidad de revisar si el sistema tributario permite cumplir con lo que de él se espera, ya sea financiar el gasto público, establecer algún tipo de incentivo a una determinada industria o actividad, favorecer el ahorro y la inversión privados, alcanzar mayor equidad, etc. De algún modo, el sistema tributario ha ido respondiendo a la realidad del país en cada momento histórico. En una primera etapa, y como resabio de la estructura impositiva colonial, el sistema tributario se basó principalmente en la recaudación de impuestos aduaneros en operaciones de comercio internacional. En un principio las importaciones de bienes generaban la mayor recaudación, pero luego la exportación de materias primas fue ocupando un rol cada vez más importante, destacando a principios del siglo XIX las exportaciones de salitre, yodo y cobre. A partir de la independencia de Chile, se fueron incorporando nuevos tributos, entre ellos el impuesto a la renta en 1923. A partir de ese momento, el citado tributo fue sucesivamente modificado, lo que junto con la creación de regímenes especiales, exenciones, beneficios tributarios, etc., contribuyó a que alcanzara altos niveles de complejidad, con las consecuentes dificultades tanto para los contribuyentes como para la administración tributaria encargada de su aplicación y fiscalización. Mediante las reformas de 1964 y 1983, principalmente, se dio forma al sistema de tributación a la renta que conocemos hoy en día, con un claro sesgo a favor de la inversión de las rentas del capital, lo que si bien se había venido haciendo en leyes anteriores, terminó por transformarse a partir de la última reforma en una especie de piedra angular del sistema de tributación de ese tipo de rentas en el país. En la actualidad, la legislación tributaria también establece ciertos beneficios a la capitalización de rentas provenientes del trabajo, pero tales beneficios no tienen la amplitud y características de aquel que la Ley contempla para las rentas del capital. En el contexto de una campaña presidencial, vuelve el debate sobre la necesidad de cambios a la estructura actual de tributación a la renta en Chile, y en especial, sobre las rentas del capital. El presente trabajo busca ilustrar la vasta experiencia en reformas tributarias de nuestra historia republicana, ello especialmente con la finalidad de recoger dicha experiencia y aplicarla en la actualidad en cuanto sea pertinente.

Texto completo: PDF